[Reseñas] “The Gifted”, la serie X-Men para el momento político estadounidense

Por Camilo Lehnebach Bravo (@lajenbajen)

Luego de que en febrero se estrenara Legion, en octubre llegó el segundo proyecto en conjunto de Fox y Marvel Television, The Gifted. Pensada originalmente como una serie que se centraría en el Hellfire Club, el programa a cargo de Matt Nix propuso una perspectiva del problema mutante que, en diez películas hasta ahora estrenadas, no había sido considerado: ¿cómo (sobre)viven los mutantes que no tienen los recursos de los X-Men?

A pesar de que en numerosas ocasiones Stan Lee ha comentado que la idea de personas que nacen con mutaciones surgió porque ya no se le ocurría de qué otra manera justificar los poderes de estos nuevos héroes, el paso de los autores (especialmente Chris Claremont) hizo que la historia de los X-Men fuera sacando a la luz todo su potencial para discutir sobre el comportamiento humano, el miedo hacia lo diferente y cómo eso termina en un odio que motiva, y justifica, acciones que atentan contra la integridad de las personas. Y justamente de eso se trata de The Gifted.


Cuando la familia Strucker descubre que sus hijos portan el gen x se unen a Mutant Underground, una red clandestina que busca ayudar y acompañar a mutantes en un mundo donde los X-Men y la Hermandad de Mutantes ha desaparecido. Esto mientras Sentinel Services, una división gubernamental, se encarga de detener mutantes que son considerados como terroristas luego de que una manifestación en pro de sus derechos termine con graves incidentes, detenidos y muertos.

En la última parte del 2016 el mundo vio cómo Estados Unidos escogió a Donald Trump como su presidente a pesar de su discurso altamente racista, xenófobo y machista; y el programa se hace cargo de esa situación para reflejarla en la pantalla. A medida que avanzan los capítulos, vemos a políticos, empresarios y policías defender su postura de lucha ante la amenaza de los “muties”. El discurso sobre la evolución de la especie se hace recurrente, haciendo que toda acción se justifique. Por esto, el programa comienza a polarizarse entre los humanos que luchan contra su extinción, y los mutantes que se sienten cada vez más rechazados por la sociedad.

La serie no se olvida de ser un producto Marvel, por lo que a pesar de no hacer presencia, los X-Men y La Hermandad son tratados como movimientos claves para los mutantes; los primeros como la única esperanza que alguna vez tuvieron los portadores del gen x, y los segundos como una organización radical, dispuesta a todo para defender a su especie y tomar el lugar que le corresponde en el poder. Esta manera de referirse a los grandes referentes ayuda a crear un ambiente mucho más callejero, humilde y guerrillero, alejado de la pomposidad acostumbrada.


Debido a su experiencia a cargo de cuatro películas de la saga, se le encargó a Bryan Singer que dirigiera el episodio piloto, lo que afectó en los capítulos que vinieron. A pesar de tener propuestas interesantes, los episodios siguientes cayeron en una dinámica reiterativa y sub tramas que no aportaban mucho al arco principal. Sin embargo, el programa supo recuperarse de eso y hacia la mitad de la temporada (episodios 5 y 6) comenzó  a tomar una dirección política mucho más dura, permitiéndole crecer y enrielar el camino.

Sin preocuparse de los vacíos temporales de las películas, The Gifted se presentó como una serie de los X-Men que llega en el momento perfecto, no solo para reflejar la lucha de minorías perseguidas, sino que también para recordar que sin importar el sexo, color de piel o nacionalidad, todos somos parte de la misma sociedad.

The Gifted regresará para su segunda temporada en 2018.

About Camilo 245 Articles
Si no hablo de superhéroes, hablo de teleseries. Power Ranger retirado.

Sé el primero en comentar

Deja tu opinión

Tu dirección de email no será revelada.


*