Dragon Ball Z: El animé que cambió al mundo

Por Camilo Lehnebach Bravo (@lajenbajen)

Hace unos días veía en Facebook cómo se recordaba un nuevo aniversario del estreno de Dragon Ball, animé que en Japón se estrenó un 26 de febrero de 1986. Le puse play al video con el opening clásico e inesperadamente un mar de emociones me inundaron. ¿Las razones? Tratemos de conversarlas hoy.

Durante los años noventa llegó a las pantallas de Mega Dragon Ball y posteriormente Dragon Ball Z  (DBZ), siendo esta última la que más tiempo pasó en nuestros televisores -principalmente por su extensa duración-. Peleas que duraban semanas, viernes por las noches en que daban OVAS -o películas- y concursos en el extinto ZooloTV fueron compañía importante en muchas de nuestras infancias -o adolescencias-.

La placentera alegría que sentimos cuando Gohan se transformó en Super Sayajin y comenzó a matar mini-cells, el orgullo cuando, para hacer tiempo, Gokú alcanzó por primera vez la fase tres; el descoloco de ver al mismo Gohan crecer, ir a la Universidad y darle paso a un nuevo miembro de la familia, Goten. Y cómo olvidarlo, una de las pocas cosas buenas que debe tener Dragon Ball GT, la emotiva despedida de Gokú luego de esos años de viaje juntos. Todos estos momentos -y muchos otros- hacían de Dragon Ball Z la mejor serie que vimos en nuestros primeros años de vida (entendiendo serie como caricatura).

Pero fue pasando el tiempo, y Chilevisión se la jugó por el Animé : Pokémon, Detective Conan, Samurai X, Cazador X, Evangelion, Digimon son sólo algunas de las animaciones japonesas que vimos. Sin embargo, casi todas iban y venían, algunas con temporadas más largas que otras, pero nunca tan extensas como DBZ, lo que siempre hace que lo recordemos como la mejor. Pero ¿era Dragon Ball Z realemente la mejor?

En 2013, llegó a los cines de Chile y  el mundo Dragon Ball Z: La Batalla de los Dioses. La película  no sólo era el regreso de la patrulla Z a cargo del mismísimo Akira Toriyama (creador del manga y encargado de la serie hasta la saga de Majin Boo), sino que también el retorno de las voces latinas que dieron vida a los personajes durante años. Con estos antecedentes, la expectación era mucho y el hype estaba por las nubes, sin embargo, y como casi es costumbre, las opiniones luego del estreno estaban muy divididas. Mientras unos decían que era un gran regreso, para otros la película dejaba mucho que desear. Fue entonces cuando la pregunta me surgió nuevamente ¿fue Dragon Ball Z siempre una buena serie?.

La respuesta probablemente sea afirmativa, creo que la popularidad alcanzada a nivel mundial y el éxito obtenido en distintas plataformas no son cosas que se obtuvieron gratuitamente. Se ganaron. Pero no es menos cierto que la trama de Dragon Ball Z nunca fue algo existencialista o profundo. Mucha pelea, mucha metáfora y algunos desenlaces bastante inesperados siempre fueron parte esencial en la serie. Entonces, ¿qué cambió? Crecimos.

El primer amor -ese del que poco sabemos los nerds- rara vez tiene una explicación lógica. Probablemente no haya razones físicas ni emocionales que justifiquen la atracción que sentiste por esa persona, simplemente te gustaba. Y con Dragon Ball Z pasa lo mismo, el paso de los años va haciendo que olvidemos los detalles y nos quedemos con lo lindo, lo fantástico, lo que sentimos mientras un nuevo capítulo pasaba frente a nuestros ojos. Al ver un clip en Internet lo que mucho sentimos es nostalgia, no necesariemente porque la secuencia sea maravillosa, sino que porque volvemos a un momento muy lindo de nuestras vidas.

Entonces ¿Cómo hay que analizar Dragon Ball Z? No lo sé, y realmente no me importa. La serie tuvo un rol tan importante en mi infancia casi siempre la veré y recordaré desde lo emotivo. Lo único que tengo claro, es que al hablar y al programa de las esferas del dragón, mi corazón vibrante siente emoción y me dan ganas de hacer una Genkidama ¿Qué opinan ustedes?

About Camilo 231 Articles

Si no hablo de superhéroes, hablo de teleseries. Power Ranger retirado.

4 Comentarios

  1. creo que es una gran serie sin tratar temas tan profundos o complicados,solo superarse y que siempre habra alguien superior a ti, pero tu tienes la capacidad de mejorar, a mi parecer como dices tu crecimos, pero no debemos perder a nuestro niño interior, ahora dragon ball super es una gran serie pero sigue con la tendencia actual del anime, y lo que a muchos les mata de super es la sobreinformacion respecto a los capitulos venideros, y esa hipersensibilidad al spoiler a mi no me molesta pero esa es la queja que mas escucho de la serie, pero nos guste o no dragon ball super es para las nuevas generaciones, nosotros tenemos z y gt pero aun asi yo disfruto super

  2. Si bien Dbz no tiene un argumento tan maravilloso como Neon Genesis Evangelion, tiene aspectos técnicos de primer nivel. ( Animación, secuencias de acción, desarrollo de personajes, música, etc)

Deja tu opinión

Tu dirección de email no será revelada.


*