One Piece: 20 años buscando el tesoro pirata

Por Fegno Marín

Aun cuando el mundo se bate en una eterna pelea entre el bien y el mal, Coca-Cola o Pepsi, el cómic norteamericano o el manga japonés, entre muchas otras, esto no nos exculpa como ñoños de tomo y lomo de reconocer y ver a ambos lados del charco cuando de cultura pop, y en especial la cultura de la viñeta, se trata. Es por esto que mi primer intento como opinólogo ñoño es para hablar del aniversario número 20 de One Piece, creación del mangaka japonés Eiichiro Oda, a celebrarse el 4 de agosto (para marcarlo en el calendario desde ya). Pero ¿Por qué es tan importante esto?

One Piece es quizás uno de los mejores mangas en circulación fiel al estilo del Shonen, aquel género que en los 90’s abofeteó a una generación con series como “Dragon Ball”, “Saint Seiya” (Los Caballeros del Zodiaco) y “Rurouni Kenshin” (Samurai X), entre muchas otras, y que cambiaron lo forma en que muchos (me incluyo) ven hasta el día de hoy el animé y el manga japonés.

Aun cuando pueda dar muchas razones sobre por qué este suceso es importante, he seleccionado 5 puntos que creo que engloban fielmente lo que One Piece es:

1. Los hechos: aun cuando para muchos las ventas y los logros de una historieta (para generalizar), no significan el verdadero valor de la misma, en el caso de One Piece reflejan cómo una historia aparentemente sencilla e infantil en un comienzo, puede transformarse en un verdadero monstruo.

  • Tiene el record Guinness a “la mayor cantidad de copias impresas de un mismo cómic de un único autor”.
  • Más de 320 millones de copias vendidas en Japón y más de 380 millones a nivel mundial.
  • Fue el manga más vendido durante diez años consecutivos (2006-2016), doblando en ventas a Naruto y Shingeki no Kyojin.

Todo esto gracias a un argumento simple…

2. Un argumento digno de una gesta heroica: Una de las claves de su éxito y valor, es su sencillo argumento. ¿Cuál es? El protagonista, Monkey D. Luffy, busca conseguir el preciado tesoro que Gold D. Roguer, antiguo rey de los piratas, ocultó y que es conocido como One Piece. De esta manera, él se proclamará Rey de los Piratas.

Las historias de piratas y tesoros, aun cuando en el manga japonés no ha sido muy explotadas, sí tienen antecedentes en la cultura popular occidental. La Isla del Tesoro, Peter Pan, y en los últimos años la saga de Piratas del Caribe e incluso el videojuego Assassin’s Creed han basado su éxito en la fascinación que los bucaneros despiertan.

En el caso de este manga, dicho argumento sirve de basa para construir el ambiente político, donde destacan el gobierno mundial contra los revolucionarios, el poder militar, la marina, los Shichibukai (aquellos piratas a quienes el gobierno mundial les ha ofrecido quitar sus recompensas a cambio de poder) y los Yonkou (los 4 emperadores del mar, piratas que tienen un poder militar comparable al de la marina). Así mismo, el manga aporta su propia geografía, el Grand Line y el Red Line que dividen el mundo en los Blues, North Blue, East Blue, West Blue y South Blue y las islas que lo componen; cada una de ellas tan distinta a las otras que son un mundo en sí mismas, donde un joven pirata quiere al igual que muchos otros, convertirse en el futuro rey. Eso nos lleva al siguiente punto, sus personajes.

3. Personajes que parecen tinta china: Oda se ha tomado el trabajo por 20 largos años de contarnos el pasado de cada uno de sus personajes, para que entendamos su forma de ser y a dónde pueden llegar a lo largo de la historia, con una importancia dentro del tablero siempre es cambiante, pero nunca se extingue.

Es así como nos ha presentado a Monkey D. Dragon, padre del protagonista y líder de los revolucionarios, quien siempre está presente de una u otra manera en cada lugar del orbe. Cada una de sus apariciones significa que el mundo cambiará radicalmente, por su mano o la de su hijo y protagonista Monkey D. Luffy (que manía con las D.) Éste es un héroe a lo shonen (si los gringos tienen sus hombres en mallas, los japoneses tienen a sus glotones súper hombres con un coeficiente de cero), quien aun sin comprender que pasa a su alrededor, busca en esta aventura su libertad y en el camino darle, si pensarlo, aquella misma libertad a quienes no la tienen: ya sean sus nakamas (compañeros de tripulación) o aquellos que la necesitan, quienes también tienen una historia que contar, la que se conecta con antiguos personajes y otros por aparecer, dando lugar a una enmarañado mundo.

4. Una historia que parece telaraña: una de sus virtudes -que a veces se transforma en uno de sus defectos-, es su historia. Veinte años de aventuras traen repercusiones: muchos nombres que recordar, muchos sucesos que tener en cuenta y una larga lista de dudas que solo Oda sabe responder (o eso espero): el siglo vacío, los D. (si esa pequeña letra que el protagonista y otros personajes tienen en su nombre), Raftel (la isla donde Roguer escondió su tesoro), los Poneglyph y un largo etc. de eventos y lugares que este autor ha ido creando sin decir qué son.

5. Eiichiro Oda, un mangaka algo peculiar: hablar del autor de este manga épico, es hablar de alguien un tanto particular. Decir que tiene una cabeza de tiburón en su baño o el hecho de que se casó con una actriz que personificó a Nami (una de las nakamas del protagonista), queda en segundo plano cuando se habla del trato que tiene con su obra.

Oda es conocido por sus editores por trabajar mucho: siempre entrega cada capítulo de One Piece con 3 semanas de anticipación, para tener tiempo de corregir o modificar el arco en el que trabaja. De la misma manera, las sagas que componen este manga siempre las trabaja con un año de anticipación, tiempo suficiente para construir cada lugar y sus personajes de buena manera.

El propio Masashi Kishimoto (autor de Naruto), comentó que Oda aún enfermo y en el hospital seguía trabajando para cumplir con las entregas del manga, que sólo una vez ha estado detenido por problemas médicos, lo que motivó una sentida disculpa del autor con sus fans, los mismos que han visto cómo ha mejorado su dibujoen estos 20 años. Según Eiichiro Oda, One Piece solo va en el 70% de la historia, lo que asegura al menos 10 a 12 años más de aventuras. Este cumpleaños representa el esfuerzo y el trabajo de un solo hombre, que a logrado crear un mundo tras una simple idea: libertad.

Sé el primero en comentar

Deja tu opinión

Tu dirección de email no será revelada.


*