En la previa del Oscar: Mel Gibson está de vuelta con Hacksaw Ridge

Por Matías Cruzat

Muchos críticos coinciden en lo mismo, Hacksaw Ridge (Hasta el último hombre), es la reivindicación de Mel Gibson en Hollywood como director. Su último trabajo en este rol fue en 2006 cuando dirigió Apocalypto, la cual fue aclamada y odiada tanto por el público y por los críticos.

Hacksaw Ridge es un drama bélico, basado en una historia real. En el reparto, cuenta con Andrew Garfield como protagonista (quien tuvo dos papeles importantes y bien logrados en 2016), Vince Vaughn, Teresa Palmer y Hugo Weaving.

El personaje central es Desmond Doss (Andrew Garfield) un joven que se alista a las tropas estadounidenses para ejercer como médico de guerra, sin embargo, un acontecimiento del pasado y su religión (adventista del séptimo día) inciden en que Desmond se niegue a usar armas de fuego, lo que genera controversia al interior del regimiento, donde sus altos mandos y compañeros hacen todo lo posible para que renuncie.

Para no dar demasiados spoilers sobre la película (porque es muy spoileable), puedo sintetizar que a pesar de que tiene una extensión de 2 horas 20, es bastante rápida, cuenta con los diálogos justos y necesarios y nunca aburre. El clímax y la acción llega pasada una hora, y desde ahí no decae hasta su final.

Hacksaw Ridge recibió seis nominaciones a los premios Oscar, todas muy bien merecidas: mejor montaje, sonido, mejor edición de sonido, mejor película, mejor actor (Andrew Garfield) y mejor director.

A mi juicio, es una de las contendientes más fuertes que tiene La la Land para quedarse con la estatuilla dorada en estas tres últimas categorías. De ganar a mejor director, sería el segundo Oscar de Gibson en esta categoría (el primero fue en 1995 por la mítica Braveheart) ¿podrá alzarse con este galardón una de las personalidades más polémicas de Hollywood o tendrá que esforzarse más? Esta noche lo sabremos.

Sé el primero en comentar

Deja tu opinión

Tu dirección de email no será revelada.


*