En la previa del Oscar: Arrival y el fin de la guerra entre extraterrestres y humanos en el cine

Por Matías Cruzat

Hollywood nos tiene acostumbrado hace tiempo a las películas de ciencia ficción “clichés”, en la que seres de otro mundo llegan a nuestro planeta con el objetivo de destruir a la humanidad y ser los nuevos gobernantes de la Tierra. Ejemplo de esto son: Signs (2002), Guerra de los mundos (2005), Battle: Los Ángeles (2011), Edge of tomorrow (2014) y como no mencionar aquella película que exalta el nacionalismo y presidencialismo estadounidense: Independence Day 1 y 2 (1996 y 2016 respectivamente).

Lo anterior no sucede en Arrival (2016), cinta dirigida por Denis Villeneuve (director de Prisoners en 2013) y protagonizada por Amy Adams y Jeremy Renner, quienes respectivamente, encarnan a una lingüista (Louis Banks) y un científico (Ian Donnelly).

Obviamente, con la llegada de estos seres de otro mundo en 12 objetos flotantes que se instalan en doce puntos distintos del planeta (América Latina incluida), los líderes mundiales comienzan a inquietarse ante una eventual guerra que estos extraterrestres pueden declarar a la especie humana. Es acá cuando un alto mando del ejército estadounidense, caracterizado por Forest Whitaker, contacta a la lingüista Louis Banks para que pueda establecer contacto con los afuerinos y dilucidar cuál es su objetivo en la Tierra.

Como recurso narrativo, Villeneuve utiliza la no linealidad (no especificaré si son flashback, racconto o flashforward para evitar spoilers) que mantienen al espectador en un estado de atención en el personaje de Amy Adams.

Cabe mencionar que esta película se adaptó de un relato de ciencia ficción de aproximadamente 30 páginas escrito por Ted Chiang, bajo el título de Story of your life. Con la maestría de guionistas y el propio Villeneuve, se logró obtener una obra cinematográfica de casi 2 horas.

Lo anterior llevó a esta cinta a ser nominada a los premios Oscar a mejor guión adaptado, además de las otras siete nominaciones que respectan a: mejor edición de sonido, mejor sonido, montaje, mejor diseño de producción, fotografía, director y mejor película.

Siendo honesto, y quizás a muchos les parecerá obvio y coincidan con mi apreciación, Arrival no tiene chance de ganar a mejor película o mejor director, sin embargo tiene posibilidades en lo que respecta a lo técnico, como a mejor sonido, mejor edición de sonido o guón adaptado, categorías donde ya obtuvo galardones en los premios BAFTA, Crítica de Washington DC y en los Premios de la Crítica Cinematográfica.

Sé el primero en comentar

Deja tu opinión

Tu dirección de email no será revelada.


*