Star Wars: ¿Tenían seguro de vida los soldados imperiales?

La familia del Capitán Needa recibió 14.778 créditos por su "accidental fallecimiento".

Por Ruso (@Mcbrilos)

Ayer vi de nuevo la trilogía original de Star Wars, es algo que hago cada dos semanas, y mientras miraba a la alianza rebelde destruir Destructores Estelares, AT-ATs, dos estrellas de la muerte y un sinfín de Tie Fighters, no me quedó más que preguntarme ¿Hay alguna aseguradora que esté trabajando con el Imperio Galáctico para apoyar a las familias que quedaron sin sustento?

El tema es bastante simple: La nueva coalición que gobierna la galaxia es un régimen totalitario de aquellos, con un centro neurálgico que se ubica en el planeta Coruscant, pero que tienen cientos de gobiernos regionales liderados por los Grand Moffs. Estos poseen control total sobre sus sectores y manejan un gran contingente militar.

Desde el fin de las Guerras Clónicas, los soldados dejaron de ser clones mandalorianos y se ubicaron oficinas de reclutamiento imperial en toda la galaxia, instituyéndose los Stormtroopers (quieren ver a los nuevos hagan click aquí), y como tal muchos eran hombres de familia que vieron en la carrera militar la oportunidad de una mejor vida, esto conlleva seguro de salud, varios hospitales imperiales (todos los médicos del sector público pasaron el Eunacom), educación, plan dental y por supuesto el seguro de vida.

El ataque terrorista rebelde dejó más de 1 millón de muertos.

Todos los ítems son relativamente baratos: la medicina casi no tiene costo, ya que los tanques de bacta están emplazados en todas las bases militares, los implantes robóticos solucionan cualquier pérdida de una extremidad en batalla, los créditos con aval del imperio permiten estudiar casi grátis, con la financiera EuroLatina-Imperial comprar casa es fácil (pero por poco tiempo), las nuevas placas dentales de cristales Kyber te permitían morder hasta titanio, pero este último ítem no tiene remedio… Morir en batalla.

La muerte no tiene revés, a menos que tengas un clon y conocimiento de la fuerza, algo que sabemos no pasa en el común de las personas, ya que los nuevos antibióticos hacen que la infección de los midiclorianos ya no ocurra, sólo los pobres de la galaxia son Jedi o Sith. Por eso fallecer pasa a ser un estado permanente en el universo Star Wars post Orden 66.

¿Qué hace el Imperio cuándo por lo menos un millón de tropas muere con la primera Estrella de la Muerte? Alguien tiene que pagarles una indemnización a las familias, y enfrentémoslo, combatir a una alianza rebelde no es barato, mover tropas, hacer naves, armas, el tag de cada viaje por el hiperespacio (el Emperador concesionó las vías desde que el Halcón Milenario hizo la ruta de Kessel en menos de 12 pársecs) y los uniformes carísimos que en vez de usar tela son de polipropileno.

La primera Estrella de la Muerte fue una estación espacial con una tripulación de 825.984 soldados de asalto, 87.001 oficiales imperiales, 368.685 auxiliares y más de 100.000 pilotos militares y pasajeros civiles.

Según datos recabados por Generación VHS, el militar promedio a nivel mundial recibe una compensación por fallecimiento cercana a los US$74.630, los oficiales en tanto obtienen US$149.260, si llevamos eso a créditos galácticos (la tasa de conversión es de 1 crédito= US$10,1, fuente: Mobile Money) serían 7.389 créditos para stormtroopers y 14.778 para altos cargos.

La segunda Estrella de la Muerte sufrió la perdida de soldados y contratistas… terrible.

Eso quiere decir que sólo por los decesos del ataque terrorista efectuado por la rebelión contra el gobierno semi democrático del Emperador, la empresa de seguros pagó 27.508.288.106 créditos galácticos a las familias de los militares fallecidos. Si pensamos que además la segunda Estrella de la Muerte sufrió el mismo destino (claro no estaba terminada, así que asumamos que sólo estaba la mitad del personal), tendríamos que sumar 10 billones de créditos más.

Aún no contemplamos en nuestras matemáticas las perdidas en otros combates o estrangulamientos a manos de Darth Vader (sus arrebatos hormonales eran terribles), pero para hacernos la vida fácil, podríamos deducir que entre la primera y la segunda Estrella de la Muerte, se pagaron más de 50 billones de créditos en seguros de vida. Y ahora pensando en que la licitación imperial para quedarse con esos contratos también incluía las naves y estaciones espaciales, el costo para la aseguradora podría pasar los 2 trillones de créditos.

¿Qué les parece? Creo que, en una galaxia muy, muy lejana fue muy, muy mal negocio asegurar a un soldado imperial, aunque cuando subieron la licitación en el portal Curuscant Compra la oportunidad parecía buena ¿Quién pensaría que los uniformados galácticos iban a tener tan mala puntería? Pronto les comentaremos qué pasó con la empresa contratista que trabajó en la construcción de las bases imperiales, otra triste historia de un mal negocio en el universo Star Wars.

Sé el primero en comentar

Deja tu opinión

Tu dirección de email no será revelada.


*