San Valentín: Películas “románticas” para disfrutar en pareja

La mayor historia de amor de la galaxia más lejana

No por el hecho de gozar de los cómics, videojuegos, superhéroes, el ocasional juego de rol y los juguetes… perdón coleccionables (suena mejor), significa que no podamos disfrutar una velada romántica viendo a alguna pareja expresar su amor en la pantalla grande.

En Generación VHS les vamos a entregar un listado de 5 películas que, según nosotros, tocan la fibra amorosa que cada uno lleva dentro. Eso no quiere decir que los títulos que elijamos tengan que necesariamente estar relacionados con el día de San Valentín, pero de alguna forma Cupido hizo de las suyas formando estas increíbles parejas.

Gran filme de Francis Ford Coppola.
Bram Stoker’s Dracula: El drama vivido por Vlad Tepes Dracul y su posterior redención a manos de Mina Harker, es la historia de amor más espectacular que se haya contado en la pantalla grande. Basada en la novela del mismo nombre, la película dirigida por Francis Ford Coppola, nos muestra la caída de Drácula a la oscuridad, luego de que su amada Elisabeta se quitara la vida al pensar que él había muerto durante su guerra contra los enemigos de la Iglesia. En su rebeldía, el conde es maldecido por Dios y convertido en un ser de la noche. Cuando, luego de 400 años, Jonathan Harker (Keanu Reeves) es enviado a Rumania a cerrar un negocio inmobiliario, el príncipe de la oscuridad descubre que la novia de éste es el fiel reflejo de su amada. Con esta premisa se desarrolla el resto de esta historia, donde Mina Harker (Winona Ryder) se convierte en la única capaz de amar a Drácula para luego liberarlo de su eterno sufrimiento. Mención aparte merece la banda sonora de Wojciech Kilar, la actuación memorable de Gary Oldman y la aparición de la eterna Mónica Belucci.

Han supo como ganarse a Leia.
Star Wars: El Imperio Contraataca: Si existe una gran historia de amor ñoño que vale la pena ver antes de morir, es la de Han Solo (Harrison Ford) y Leia Organa (Carrie Fisher). La segunda película de Star Wars (quinta en la historia cronológica), nos entrega un arco amoroso como pocas veces se vio en el cine fantástico. Luego del ataque al planeta Hoth por parte del imperio galáctico, nuestros héroes se dividen, y Han, Leia, Chewbacca y C3PO escapan a bordo del Halcón Milenario intentando burlar el bloqueo establecido por los destructores imperiales. Durante el tiempo que pasan solos en el espacio intentando reestablecer el hiperpropulsor de la nave, los avances del mercenario capitán son cada vez mayores, generando gran confusión en la líder rebelde hasta el punto de recibir un beso en la sala de máquinas. Luego de la traición vivida por parte de Lando Calrissian, ambos personajes se enfrentan a la potencial muerte de Han Solo y se produce uno de los diálogos más geniales del séptimo arte: Escena: Sala de congelación de carbonita, luego de besar al intrépido capitán la princesa dice: “Te amo”… Han la mira y responde: “Lo sé”. La relación de ambos personajes se mantiene en El Regreso del Jedi, y también en la nuevas entregas, pero fue aquí en el Imperio Contraataca donde vimos sus mejores momentos.

La química de Willis y Jovovich en acción.
The Fifth Element: La cinta de Luc Besson es entretenida por muchas razones. La particularidad de que una atlética mujer sea la última esperanza de la humanidad, el humor sarcástico constante, el apartado visual y el hecho de que el héroe y el villano nunca se enfrentan uno a uno en todo el filme, son algunas de ellas; pero si hay algo donde destaca es en la relación entre Korben Dallas (Bruce Willis) y Leeloo (Milla Jovovich). En un mundo amenazado por una energía oscura que destruirá toda la vida como la conocemos, sólo existe una forma de salvarnos: cuatro elementos representados en cuatro rocas alrededor de un quinto elemento, el ser supremo por antonomasia. Sin embargo, este ser resulta ser una bella e inocente mujer que se ve envuelta en una conspiración por parte del inescrupuloso empresario Jean-Baptiste Emanuel Zorg (Gary Oldman), que quiere robar las piedras para si mismo. En este punto, Korben aparece en escena como un taxista que literalmente vio caer a Leeloo en su auto. De aquí en más la película nos muestra el desarrollo de este romance, cuyo desenlace depende de la expresión más profunda de amor de Korben a Leeloo para salvar al mundo. Esta cursi historia es una que verdaderamente llamará la atención de cualquier geek y su media naranja.

El anzuelo en la boca, nada más que decir.
Loco por Mary: Las comedias también forman grandes parejas en pantalla. Como olvidar a Jim Carrey y Renee Zellweger en Irene, Yo y Mi Otro Yo, o a Leslie Nielsen y Priscilla Presley en ¿Dónde Está el Policía? Pero los hermanos Farrelly nos regalaron una historia romántica de antología. Ted Stroehmann (Ben Stiller), es un tímido adolecente que ve el sueño de su juventud hecho realidad cuando la bella Mary Jensen (Cameron Díaz), decide ir con él al baile de graduación de su escuela. La ilusión dura poco ya que un hilarante accidente hace que Ted pierda su oportunidad. Trece años después, y siguiendo el consejo de su amigo Dom, decide contratar un detective privado (Matt Dillon) para encontrarla. La película da un giro muy potente luego que todos los personajes involucrados declaren su amor por Mary y se desata un guerra por la bella mujer. Loco por Mary es una comedia atípica, donde la relación de amor de los protagonistas vence a la adversidad y nos enseña que hasta el más ñoño puede quedarse con la más bella.

El estilo de Burton en toda su gloria.
El Cadáver de la Novia: Cinta de animación producida y dirigida por Tim Burton, que baila constantemente con la luz y la oscuridad. Basada en un clásico cuento del siglo XIX, la cinta cuenta la historia de amor de Víctor Van Dort, un joven ingenuo hijo de pescadores “new rich” y Victoria Everglot, una bella aristócrata, cuyos padres están en la ruina. Ambas familias, en beneficio mutuo, deciden casar a los chicos sin que estos se conozcan. Al verse por primera vez, ambos quedan prendados. Luego de una serie de eventos desafortunados,  el joven Van Dort, preso de los nervios, comienza a practicar sus votos matrimoniales en el jardín, cuando pone el anillo en una rama, que finalmente termina siendo el dedo cadavérico de Emily, quien se lleva a su nuevo esposo a la tierra de los muertos. Todo el desarrollo de la cinta gira entorno a Víctor tratando de volver a la tierra de los vivos, y de como su amor por Victoria y gran aprecio por Emily termina siendo la gran salvación de todos. El talento de Burton se ve claramente reflejado en este filme, que nos entrega una historia muy entretenida, con el aspecto visual clásico, que sólo él nos puede entregar.

Estamos seguros que nos faltaron muchas películas… ¿Qué piensan ustedes? Nombren sus títulos en los comentarios.

Sé el primero en comentar

Deja tu opinión

Tu dirección de email no será revelada.


*