La película de Batman de la que… ¿nos salvamos?

Por estos días en que los rumores dicen que el guión de “The Batman” será completamente reescrito, desechando el trabajo de Ben Affleck y Geoff Johns (así como la intervención del guionista de “Argo“, Chris Terrio), y la lista de posibles directores se llena de nombres tras la renuncia del bueno de Ben al cargo (al parecer Matt Reeves de War for the Planet of the Apes corre con ventaja), una vieja “bati historia” ha vuelto a la luz. Se trata de la fallida producción de “Batman Unchained” o “Batman: DarKnight“, la secuela de la infame “Batman & Robin” de Joel Schumacher.

Coolio en Batman y Robin (1997).

Hace pocos días, el rapero Coolio (quien tuvo un cameo en Batman & Robin), aseguró que el propio director se le acercó para pedirle que interpretara al Espantapájaros en la cinta. Aunque ese rumor no fue confirmado, sí se saben detalles de cómo habría sido la película, cancelada tras los lamentables resultados de la que sería su predecesora.

¿Están listos? Según recuerda The Hollywood Reporter, el proyecto buscaba unificar el universo creado por las películas de Tim Burton y las cintas de Schumacher, gracias a la aparición de personajes de las películas anteriores y un relato de tono más oscuro.

¿Harley?

Los villanos principales eran dos: Harley Quinn y el Espantapájaros. Para el primer rol estaba siendo considerada Courtney Love (sí, la rockera y viuda de Kurt Cobain que actuó en la biopic de Larry Flint), y para el papel del profesor Jonathan Crane, un favorito de Generación VHS: Nicolas Cage.  Estaba contemplado también el retorno de George Clooney como Batman (no se menciona si volvería su traje con pezones), y de Chris O’Donnell como Robin. Quien no figuraba era Alicia Silverstone como Batichica.

Además, el primer guión consideraba cameos de Danny DeVito como El Pingüino, Michelle Pfeiffer como Gatúbela, Tommy Lee Jones como Dos Caras, Jim Carrey como el Acertijo y del mismísimo Jack Nicholson como el Joker.

¿La historia? En el proyecto, Harley Quinn era una juguetera sádica y con un humor torcido, que se entera de que su verdadero padre es… el Joker (¿?). La noticia genera en Harley la necesidad de vengarse de Batman por su muerte (ocurrida en la película de 1989), y para ello, decide asociarse con El Espantapájaros, con la idea de volver loco al hombre murciélago y conseguir que lo envíen al asilo Arkham.

Al menos esa era la idea central, pero bueno, lo que pasó es por todos conocido: Batman & Robin es considerada una de las peores películas del género (George Clooney incluso ha pedido disculpas públicas por la cinta), y la única producción de Batman que ha fracasado comercialmente. Esto, unido al alto costo de su sucesora, simplemente sepultó el proyecto junto con la carrera de Joel Schumacher como bati-director.

Ahora… ¿les habría gustado ver algo como esto en pantalla? ¡Esperamos su comentarios!

Sé el primero en comentar

Deja tu opinión

Tu dirección de email no será revelada.


*